jueves, 19 de febrero de 2009

Dulce Nombre de María Gago Lebrón

Mari Gago, así llamamos todos a Dulce Nombre de María Gago Lebrón, es una mujer comprometida con la sociedad en la que vive. Siempre dispuesta a colaborar y ayudar a niños y a mayores, promoviendo actividades tanto deportivas como culturales. Su intención es crear un ambiente participativo en un mundo cada vez más individualista.
“Mi trayectoria personal dedicada al bien social y voluntariado la puedo dividir en dos etapas, una primera etapa deportiva dedicada a los niños y a la juventud, colaborando en clubes, asociaciones, colegios… como el C. P. Beato Juan Grande, el Club Baloncesto Carmona y por último fundando la Asociación Deportiva Atenea. La segunda etapa, en la que estoy ahora la dedico al sector de la mujer, colaborando con la Asociación Isabel Ovín, de la cual en estos momento, soy la Presidenta, y entre los objetivos que me he marcado puedo destacar el compartir experiencias, aportar mis ilusiones, fomentar el buen compañerismo e incluso La Amistad, plantear metas realistas y sobre todo escuchar a todas las personas que se acerquen con inquietudes a nuestra asociación. Aprovecho estas líneas para dar las Gracias a todas/os compañeras/os que de una manera u otra han compartido su tiempo, experiencias e ilusiones en estas etapas de mi vida y no me canso de animar a todas aquellas personas que tengan algunas inquietudes, metas, objetivos o simplemente ilusiones que las compartan con otras personas y entre todos a pesar de los tiempos que estamos viviendo seguro que encontramos la parte bonita y positiva de la vida. No es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita, al igual que no hay que destruir al prójimo para demostrar lo que uno vale, sino reconocerle a los demás su parte buena y entonces demostramos nuestra grandeza.” “La Mujer o El Hombre nunca sabe lo que es capaz hasta que lo intenta”

3 comentarios:

Carmonés dijo...

Muy interesante tu blog - periódico on line, y en especial esta sección que da a conocer la labor de personas que a diario pasan desapercibidas pero que sin su aporte no seria lo mismo.
Mi más sincera enhorabuena.

Anónimo dijo...

A esta mujer la recuerdo como arbitro de baloncesto, cuando yo jugaba en uno de esos equipos. En aquella época llamaba la atención pues no era fácil encontrar a mujeres en un mundo que era casi exclusivo de hombres. Por eso siempre la vi como una persona pionera, singular y competente. Así que me parece justísima esta semblaza que se hace de ella.

Manoli dijo...

Esta chica ha sido siempre especial, donde quiera que se la necesita ahí esta ella.si la buscas ahí esta y sino se presenta ella. Felicidades por ser como eres y no cambies. Con la que esta callendo pocas perzonas quedan así. Besos